Proyecto Despertar

  • DESCRIPCIÓN:

 

La finalidad de este proyecto es demostrar a la comunidad científica internacional la eficacia de la aplicación de un modelo estructurado de  estimulación global, precoz e intensiva en pacientes afectados por una lesión en el Sistema Nervioso Central –SNC- hospitalizados en la Unidad de Cuidados Intensivos  del Hospital Ramón y Cajal –HRYC-, en términos de nivel de alerta, capacidad motora, sensorial y comunicativa que presenten.

 

El Daño Cerebral Adquirido, –DCA– , es una lesión permanente en el SNC causada una fuerza física externa o agente interno , ictus, traumatismos craneoencefálicos, anoxias, infecciones, tumores…  que imposibilita la realización de las funciones normales del cerebro.

 

Las secuelas del DCA son diversas, puede producir alteraciones motoras, orgánicas, sensoriales, comunicativas, de lenguaje, deglución, cognitivas, emocionales, conductuales y del nivel de conciencia.  Como consecuencia de estas alteraciones, el 68 % de los afectados presentan discapacidad para alguna actividad básica de la vida diaria -comer, vestirse, ducharse…-,  y un 45 % de ellas en un grado severo o total.

Podemos decir que el DCA es el mayor reto sociosanitario de nuestro país  y , en general del mundo Occidental.

Es la primera causa de discapacidad grave y dependencia permanente en personas adultas y mayores, con consecuencias sociales devastadoras y gran deterioro de la calidad de vida tanto para el paciente como para su entorno familiar, sin olvidar el gran coste socio-sanitario , tanto desde el punto de vista del evento agudo como de sus evolución posterior.

Sabemos que el inicio precoz e intensivo del tratamiento neurorrehabilitador conlleva una mejor recuperación funcional, porque favorece la plasticidad cerebral e incluso limita la extensión de las lesiones. O dicho de otra forma, el retraso en el inicio de ese tratamiento se asocia con una mayor discapacidad al alta. Además, no sólo se asocia con una mejoría funcional sino con una menor estancia hospitalaria y menor tasa de institucionalización.

En la actualidad, los pacientes de las unidades de neurología y neurocirugía permanecen la mayor parte del tiempo inactivos, llegando a estar más del 80% del tiempo tumbados en la cama, o sentados en las butacas de la habitación, en posturas muy poco apropiadas para la recuperación.

 

Actualmente no existe un modelo asistencial para el DCA en el paciente agudo y en el sistema sanitario español tratándose como una enfermedad común.

Con este estudio queremos demostrar que con un modelo unificado y estructurado de tratamiento que fundamenta sus principios en los conocimientos de plasticidad cerebral, sistema sensorial y el aprendizaje motor y la experiencia de especialistas en DC , los pacientes afectados por lesiones en el SNC mejoran sus condiciones al alta.

En nuestra experiencia clínica hemos tenido la oportunidad de aplicar el modelo de tratamiento en varios casos obteniendo resultados muy positivos. Implicamos a la familia en el proceso de recuperación, pues la interacción del afectado con el entorno es lo que hace que se instauren las bases de la normalidad y no de la patología a la que se enfrenta. De esta forma, garantizamos una rutina diaria de estimulación en la que profesionales sanitarios y familia cumplen las mismas pautas para conseguir crear nuevas conexiones en el SNC lesionado.

Desde hace 3 años trabajamos con las familias en la Unidad de Ictus del Hospital Clínico San Carlos, un proyecto coordinado por el Dr. José Antonio Egido Herrero, dando formación sobre cómo atender a su familiar desde que se encuentra en la planta del hospital.    Las familias tienen menor ansiedad y sintomatología depresiva al tener herramientas con la que afrontar la nueva situación.

La depresión en el cuidador tiene efectos devastadores en la rehabilitación del afectado, así como de una mayor institucionalización.

Es frecuente que muchas personas con discapacidad hayan de ser institucionalizadas más por claudicación del cuidador que no por un empeoramiento de su condición.

Proporcionar ayuda especializada a los cuidadores aumenta la probabilidad de que los supervivientes permanezcan en su domicilio.

 

Con el “Proyecto Despertar” queremos dar un paso más e investigar cómo la aplicación del modelo en pacientes ingresados en la UCI con lesión del SNC mejoran su estado global en nivel de consciencia, sensorial , comunicativo y motor, y por consiguiente disminuir las secuelas de la discapacidad y mejorar su calidad de vida y la de todo su entorno familiar.

            En resumen , favorecer el despertar de pacientes que tienen graves alteraciones de conciencia partiendo de  estados en  coma y mínima conciencia.

 

  • FASE ACTUAL DEL PROYECTO:

Tras pasar por los diferentes trámites del hospital Ramón y Cajal, el pasado mes de Noviembre fue aprobado por el comité ético, trasladando el inicio del proyecto al mes de Febrero de 2.016.

El proyecto ya ha comenzado y tendrá una duración de 15 meses. Al ser un proyecto de investigación tiene que tener 2 grupos de trabajo, unos pacientes que NO reciben la estimulación (grupo control) y otro grupo que SI recibe la estimulación – reciben la estimulación -grupo control- , y otro grupo que SI recibe la estimulación -grupo estudio-.

Estimamos que durará 1 año ,6 meses grupo control y 6 meses grupo estudio. Ya ha comenzado.

 

Anuncios