Alex

Psss Alex duerme…

“No , no estoy dormido.”

“Sólo recuerdo que me dolía la cabeza. No mantenía el equilibrio y me llevaron al hospital. Un señor me miraba y hablaba con mis padres…veía las lágrimas de mi madre caer mientras me abrazaba y me decía: no te preocupes Alex todo irá bien.

Los ángeles también duermen

No salí de ahí, me pusieron un pijama enorme, agujas, cables por todos lados. Iban y venían médicos, los de blanco les llamo yo. Oía palabras que no entendía: cáncer, tumor, secuelas. Veía las lágrimas de mi padre caer mientras me abrazaba y me decía: no te preocupes Alex todo irá bien.
Una mañana al despertar, mis padres se despidieron de mí. Me fui con los de blanco por unos pasillos larguísimos. Sólo recuerdo que me quedé dormido.

Ahora oigo decir:

” Psss Alex duerme”

No , no estoy dormido pero no sé por qué no puedo abrir los ojos, hablar, moverme.

Mi cuerpo no responde, estoy dolorido, mis padres me abrazan, veo sus lágrimas caer y me dicen: tranquilo Alex todo irá bien.
Creo que esas palabras las repiten una y otra vez para coger fuerzas, pero la realidad es que no me siento bien, no soy el niño que podía correr, jugar al fútbol, hacer puzles, hablar, comer chuches…

Todo ha cambiado y no sé por qué…, tengo cinco años y desde que entré aquí no soy el mismo.

Me hacen cosas que me sientan mal. Vomito, estoy débil, se me cae el pelo. Todo el mundo me mira con cara de pena, no entiendo cómo algo que es bueno para mí me hace sentir así.”

Alexandru fue intervenido en Febrero de 2.014 de un meduloblastoma de fosa posterior -un tumor cerebral- que le ha dejado secuelas a todos los niveles. Actualmente sigue en tratamiento recibiendo quimioterapia y necesita rehabilitación neurológica especializada durante al menos un año, pero sus padres no tienen recursos suficientes.

La Fundación DACER y nosotros nos hemos propuesto que Alexandru vuelva a ser un niño feliz y junto a tu ayuda esperamos conseguirlo.

Alexandru Dacert

Quizás sus padres no lo sepan, pero ya forman parte de nuestros corazones. Juntos buscaremos la forma de hacer que Alexandru no recuerde esta pesadilla.

El tratamiento que requiere durante el próximo año alcanza los 24.000 euros.

Ya nos hemos puesto a trabajar, también lo han hecho nuestros patrocinadores que hasta la fecha se han hecho cargo de parte de los gastos de julio y agosto; la fundación DACER ha becado el tratamiento.

 

CARTA DE AGRADECIMIENTO MADRE DE ALEX

Os transcribimos la carta que hemos recibido de Dana, la madre de Alex agradeciendo todo el apoyo que estamos dando a su hijo. Una madre que saca fuerzas de donde no las hay para decirnos lo que siente. Ánimo Dana, Alex saldrá adelante.

Estimado amigo,

No te conozco pero estás salvando la vida de mi hijo. No sé nada de ti, y sin embargo le ayudas. Nunca te he visto, y deseas que mi hijo se recupere. Jamás podré agradecértelo, y me has tendido una mano. No sé tu nombre, y palias el dolor que sentimos.

Cuándo nos comunicaron que Alex tenía un tumor cerebral, el mundo a nuestro alrededor se derrumbó. Primero no entendíamos nada, después comprendimos lo peor, finalmente Alex cambió y pensamos que nunca volvería a ser el mismo.

Entonces conocimos la fundación DACER. Un halo de luz en un espacio de tinieblas. Ellas nos hablaron de recuperación, de sacrificio, de esperanza.

Nos hablaron de unos locos que querían viajar en motocarro por nuestro pequeño. Pronto descubrimos que esos aventureros no estaban tan locos porque tenían mucha gente detrás que les daba aliento. Hoy sabemos que ese aliento lo dais por nuestro pequeño.

Tras su operación nuestro hijo de 5 años cambió. Su personalidad se volvió introvertida, perdió el habla, y tiene muchas dificultades para realizar ciertos movimientos corporales. Cuando ahora le vemos, no reconocemos en su cuerpo al niño que antes corría, sin embargo sus ojos piden ayuda a gritos. Gritos que sólo una madre puede escuchar. Gritos que desgarran nuestro corazón ante la impotencia de no poder hacer nada.

Ahora Alex pasa la mayor parte del tiempo en el hospital recibiendo quimioterapia.

Sólo los médicos y los profesionales de la Fundación DACER nos dan esperanzas. Ellos dicen que pueden hacerlo, que pueden recuperar a nuestro Alex, ellos no pierden la ilusión. Sabemos que no sólo las buenas intenciones bastan. Los tratamientos, las instalaciones y sus equipos de rehabilitación, el tiempo de los profesionales, todo cuesta dinero.

Y entonces, apareces tú. Muchas gracias desde lo más profundo de mi corazón. Jamás dejaré de recordarle a Alex que un día tú, que no sé cómo te llamas, le salvaste la vida.

Dana Pascal (la madre de Alex).

Carta original Dana

Alex y Dana

 

20140930_130954

 

Alex está limpio y vuelve a sonreír

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s