En resumidas cuentas

Cuatro locos con cabeza deciden que son capaces de llegar desde Madrid a Cabo Norte (Noruega) en cuatro motocarros.

motocarro2a copiar

4.867 kilómetros a 40 por hora. Para ello harán un primer viaje de prueba a Edimburgo (Escocia) el próximo verano de 2.015.

Madrid - Noruega web Plymouth Edimburgo

Piensan que con su aventura podrían ayudar a mucha gente para lo que crean el kilómetro solidario. Consiste en que por cada kilometro que consigan hacer con sus motocarros las empresas patrocinadoras donarán una cantidad de dinero a una causa solidaria preseleccionada.

Actualmente estamos en el inicio de del proyecto con tres objetivos prioritarios:

–          Localizar motocarros.

–          Conseguir seguidores para el blog.

–          Buscar una causa solidaria.

La hoja de ruta para los próximos 19 meses, y antes del viaje a Cabo Norte será:

Fases proyecto

¿Cómo nos puedes ayudar?

Ahora mismo consiguiendo seguidores para el blog, ya que será en lo primero que se fijarán los patrocinadores. Insistiendo mucho en que “no hay huevos”. Y si quieres proponiéndonos causas solidarias que conozcáis personalemnte,

Anuncios

4.867 kilometros a Cabo Norte, Noruega. ¿Realidad o ficción? ¿Sueño o utopía?

Madrid - Noruega web

Mucha gente nos pregunta que dónde está Cabo Norte. La cara más común que recibimos al responder que es el punto de Noruega más cercano al polo norte esgrime la más sarcástica de las sonrisas.

Hemos hecho unos número que quizás ayuden a comprender por qué nuestro objetivo es viable.

Veamos…  tenemos que hacer un total de 4.867 kilómetros. Nuestros motocarros hacen una velocidad media de 40 kilómetros a la hora con paradas de media hora para reposar los cilindros y riñones. 4.867 kilómetros dividido entre 40 kms/hora, sale una media de 122 horas, si descansamos media hora cada hora, para hacer esas 122 horas requerimos descansar unas 61 horas. Es decir, para hacer 4.867 kms necesitamos 183 horas.

Al día podemos asumir 8 horas de viaje, así que para hacer 183 horas necesitaremos 23 días, haciendo una media de 200 kms diarios.

Si tenemos en cuenta que llevamos motores Piaggio de 50 centímetros cúbicos, deberemos prever revisiones cada 1.000 kms o lo que es lo mismo cada 5 días. Por lo tanto  cada 5 días dedicaremos un día a revisión de motores y a relaxing cup of vino. Así que a los 23 días de viaje le añadiremos 5 días de descanso para nosotros y los motores.

Así las cuentas, nos salen 28 días de viaje. Pero no seríamos lo que somos, ni somos lo que queremos ser, sino somos previsores, por lo que añadiremos otros 5 días para incidencias, imprevistos, cuartelillos y otros menesteres.

Calculamos un total de 33 días de viaje con sus noches. 33 días para cruzar Europa en Motocarro y alcanzar el punto más cercano al polo norte.

Pero las cuentas se tornan más interesantes cuando hacemos el siguiente cálculo. Esperamos poder encontrar unas 5 empresas patrocinadoras principales que aportaran aproximadamente  1 euro por kilometro alcanzado para nuestro kilometro solidario. Eso supone que si llegamos a Cabo Norte, cada una de estas empresas donará 4.867 €, lo que implica un total de 24.335 €. También contamos con lo que llamamos los patrocinadores solidarios, unas 20 empresas que aportarán 10 céntimos por kilómetro solidario, es decir, cada una de ellas aportaría 486 euros por llegar a Cabo Norte, lo que multiplicado por 20 hace un total de 9.720 €. Y por último, los amigos solidarios, esas personas anónimas que son más conocidas por afirmaciones como: “No hay huevos!! Si lo hacéis, cuenta con que aportaré 1 céntimo por cada kilometro que avancéis”. Son el principal motor de nuestro viaje, y de esos hay muchos. Calculamos que unos 100. Es decir, que cada uno aportaría al kilometro solidario un total de 48 €. Entre todos 4.867 €.

A ver que sumamos…. Patrocinadores principales 24.335 €, más patrocinadores solidarios 9.720 €, más los amigos solidarios 4.867 €, habremos recaudado un total de 38.922 € para ayudar a alguien que de verdad lo necesite. ¿Realidad o ficción? Para mí, una realidad impulsada por la buena voluntad de la gente.

¿Y entonces por qué aparece Escocia en el camino? Fácil, debemos demostrar que nuestro proyecto es viable. En el papel todo entra, pero queremos hacer un viaje previo que capte la atención de nuestros patrocinadores. Un viaje donde pongamos a prueba nuestras capacidades y la de nuestras máquinas. Un viaje que dediquemos especialmente a la captación de los incrédulos. Un viaje que sirva para decir: “si llegáis a Edimburgo tenéis mi apoyo a Cabo Norte”. Un viaje de 10 días para establecer las necesidades de un vehículo extraordinario, que con la potencia de un “vespino” y el corazón de miles de personas, llegará a los confines de la tierra. ¿Sueño o utopía? Ponernos a prueba!!